Mosquitos

Culicidae-Culícidos

Descripción: Insecto volador díptero, con un solo par de alas transparentes, de cuerpo pequeño y patas largas.

Hábitat natural: Prácticamente en todos los ecosistemas. En las fases de huevo, larva y pupa se desarrollan en el agua.

Alimentación: Las hembras son parásitos externos hematófagos (se alimentan de sangre), tienen las piezas bucales adaptadas para perforar la piel de los mamíferos y en algunos casos de otros animales. Tras perforar al individuo y succionarle la sangre los mosquitos hembra inyectan un veneno que es el que causa la hinchazón o bulto de la picadura.

Los machos se alimentan de néctar, saliva y zumo de frutas.

Las hembras adultas ponen los huevos en el agua estancada (en pantanos, en lagos, en charcos, en estanque, en recipientes de agua artificiales…).

Ciclo vital: Metamorfosis completa, las cuatro fases morfológicas (huevos, larva, pupa y adulto). Las tres primeras fases son acuáticas, dependiendo de la especie y la temperatura ambiente, pasan de 5 a 15 días para completar un ciclo.

 

CONTROL DE PLAGAS EN GALICIA · MOSQUITOS

 

INTRODUCCIÓN

Los mosquitos, conocidos de forma científica como la familia Culicidae (perteneciente al orden de los dípteros), son un grupo de insectos que han estado sujetos durante los últimos tiempos a numerosos estudios, por ser un grupo muy importante taxonómicamente y, en gran medida, por su característica de ser agentes transmisores de muchas enfermedades como el dengue, la malaria o la fiebre amarilla.

La mejor forma de evitar la diseminación de estas enfermedades es exterminar los vectores, porque con frecuencia no existen terapias curativas eficaces para el agente infeccioso. En la actualidad existen algo más de 3.500 especies reconocidas.

culicidae culicidos mosquito

MORFOLOGÍA EXTERNA

Son insectos que presentan un cuerpo alargado, revestido de escamas y formado por cabeza, tórax y abdomen. La cabeza y el tórax están revestidos por sedas y escamas, y están más esclerotizados que el abdomen. El abdomen está compuesto por once segmentos. Presentan unos ojos grandes y compuestos y  un aparato bucal chupador-picador. Sus patas son largas y presentan un par de alas bien desarrolladas, ya que el par posterior ha sido transformado en halterios (estructuras en forma de maza que contienen sencillos órganos que indican al animal su posición espacial) . Las antenas se insertan en la parte media de la cabeza y son plumosas en los machos, siendo éstas más cortas y escasas en las hembras.

ALIMENTACIÓN

El hábito de picar a los humanos pertenece a las hembras, que son hematófagas, es decir, se alimentan de nuestra sangre y de la de varias especies de vertebrados como, por ejemplo,  las aves. La mayoría de las hembras necesitan un elevado contenido proteico que le proporciona la sangre para producir huevos; de esta forma, tras aparearse, irá en busca de alimento (algunas especies llegan a recorrer decenas de kilómetros para alimentarse y luego pasan el invierno ya fecundadas en bodegas o lugares húmedos similares). Algunas también están dotadas de capacidad de autogenia, es decir, pueden realizar una puesta de huevos sin alimentarse previamente de sangre.

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras?

La gran pregunta de por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras puede ser respondida: los mosquitos eligen a sus víctimas en función de la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que emiten al respirar y no, como afirman la creencias populares, por la «dulzura» de la sangre. Perforan la piel de la víctima con sus piezas bucales, localizan un vaso sanguíneo apto para chupar e ingieren su propio peso en sangre. Su saliva contiene un anticoagulante que evita que la sangre coagule en la herida. La reacción alérgica del cuerpo a esta sustancia es la que provoca la irritación posterior. Si el mosquito está infectado, los parásitos causantes de la enfermedad pueden entrar en el cuerpo de la víctima a través de la saliva. A la inversa, un mosquito sano se infecta cuando se alimenta de una persona que lleva formas infecciosas del parásito.

El comportamiento picador es muy variable, habiendo especies que pican preferentemente a las aves y otras a los mamíferos, con toda una graduación intermedia.

La dieta de los machos consiste en néctar, savia y jugos de frutas, generalmente ricos en azúcares. Los órganos bucales de los machos difieren de los de las hembras en aquello que las habilita para succionar sangre.

CICLO BIOLÓGICO

Los mosquitos son insectos holometábolos, es decir, su desarrollo comprende cuatro fases con una morfología distinta: huevo, larva, pupa e imago(adulto). Su ciclo vital es dependiente del agua, pues las fases previas al adulto llevan una vida acuática. La duración del ciclo biológico depende mucho de la especie y de condiciones ambientales como la temperatura y las lluvias. En algunas ocasiones los ciclos vitales son de apenas cuatro días, y en el extremo opuesto, de hasta un año.

La hibernación en este grupo de animales puede darse en un estadio fijo (huevo, larva, adulto) o en diversos estadios, aunque habitualmente se presenta en los adultos. Poco antes de comenzar este período las hembras se alimentan de todo el néctar que pueden conseguir para producir un tejido especial, el cuerpo graso, que servirá de reserva alimentaria a lo largo de la hibernación. Durante el tiempo que dura, las hembras se refugian en lugares protegidos; los machos sencillamente mueren.

Tomamos como ejemplo general el  ciclo biológico del mosquito más común en nuestra región, Culex pipiens:

ciclo biológico del mosquito

Figura 1. Ciclo biológico del mosquito Culex pipiens.

¿Dónde se encuentran las larvas?

Sus larvas se encuentran en casi cualquier masa de agua que se encuentre estancada durante al menos una semana. Así podemos encontrar larvas en pantanos, marismas, canales, charcos, riberas de ríos, costas, agujeros de árboles, axilas foliares, interior de plantas carnívoras, bidones, cisternas y todo tipo de recipientes al aire libre. No es necesario que haya una gran cantidad de agua; en la mayoría de casos, una altura de 1 cm de agua puede ser suficiente para completar su etapa larvaria. Hay especies que colonizan aguas limpias, mientras otras prefieren aguas sucias para realizar la puesta.

Generalmente, los huevos quedan inactivos a temperaturas bajas o en periodos de sequía, esperando condiciones favorables para desarrollarse. Las larvas se desarrollan aguas superiores a 15ºC, aunque pueden soportar temperaturas inferiores. Éstas emergen de los huevos a las 24 – 48 h casi al unísono.

diferentes estados ciclo biológico mosquito

Figura 2. Diferentes estados del ciclo biológico de un mosquito.

 

CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS

Para atacar las poblaciones de mosquito de una zona, tradicionalmente se utilizaban métodos químicos que eran más o menos eficaces contra las plagas de mosquito, pero su uso indiscriminado afectaba negativamente el ecosistema que los rodeaba; el peor parado, el medio acuático. En los últimos años, en cambio, se han buscado otras formas de acabar con el problema específicamente, sin provocar daños en su medio. Estas nuevas estrategias tienen su pilar en el estudio de la zona afectada y las especies de mosquito que en ella habitan; de esta manera se realiza un uso racional de los productos, conociendo en qué momento y de qué manera se debe actuar para que el proceso sea más efectivo contra las plagas de mosquito y menos dañino para las demás especies del medio.

Cada especie tiene unas características biológicas que le llevan a desarrollar todo su ciclo larvario en unos hábitats con unas condiciones ecológicas determinadas. El conocimiento de estas particularidades ecológicas nos ayuda a conocer los lugares y épocas del año que en función de las variables climatológicas anuales van a permitir el establecimiento de focos larvarios activos. Así pues, un buen conocimiento de la biología de las especies junto con el estudio de las variaciones de temperatura y pluviometría, nos permitirán predecir los lugares de riesgo de aparición de problemas derivados de la abundancia de estas especies de mosquitos y, por tanto, ver qué momento es el más adecuado para desarrollar acciones preventivas encaminadas a disminuir las poblaciones de larvas de estas especies.

Al criar en cualquier lugar o recipiente que pueda mantener agua durante más de una semana, lo primero que se debe de hacer es evitar todos los puntos de agua accesorio.

Atacando poblaciones de mosquitos adultos, se erradica el problema por poco tiempo, ya que siguen vivas las formas previas, que en unos días pueden convertirse en nuevos individuos adultos. Concluímos entonces que la mejor forma de controlar las plagas es atacando las formas larvarias. El mercado nos ofrece dos tipos de larvicidas: los agentes biológicos y los productos químicos.

Los agentes biológicos actúan por ingestión, funcionan bastante mejor en aguas limpias y tienen una acción de corta duración.

Los agentes químicos actúan tanto por contacto como por ingestión. Se pueden utilizar en todo tipo de aguas, son de acción inmediata y tienen un efecto prolongado de 15 a 20 días. Los hay de muy baja toxicidad. En general, este tipo de larvicidas se presenta bajo dos fórmulas, que son los líquidos y los granulados.

Actualmente, el método más utilizado y adecuado para combatir las plagas de mosquitos es el uso de la bacteria Bacillus turingiensis var. Israeliensis. Se trata de un insecticida biológico con actividad por ingestión. Para que este método sea realmente eficaz hay que aplicar el tratamiento en un momento muy concreto y precoz del desarrollo del insecto, lo que a veces no resulta tan sencillo, ya que no todas las larvas se encuentran en el mismo estadio el día o los días en que se efectúa la aplicación. Las diferentes variedades de B.t. forman cristales proteicos de formas diversas los cuales contienen toxinas diferentes. Resulta eficaz en el control de larvas de los géneros Aedes, Anopheles, Culex, Culiseta, Orthocladius, Tipula; también son sensibles algunas moscas negras del género Simulium.

 

ESPECIES PRESENTES EN GALICIA

Con el material procedente de las capturas realizadas dentro del “Programa de Vigilancia Entomológica de Lengua Azul en Galicia” entre los años 2005 y 2008 podemos extraer la siguiente información:

El período de actividad depende de las provincias, pero en general es muy amplio: se empiezan a detectar en el mes de febrero y las últimas capturas son realizadas en noviembre. Solo hay dos meses, diciembre y enero, en los que no se capturó ningún mosquito en Galicia. En todas las provincias se detectó actividad continuada entre mayo y octubre, con máximos de capturas en julio y agosto.
Entre 2005 e 2008 se identificaron machos de 10 especies diferentes de mosquitos:

Especies de Mosquitos

Aedes vexans

Anopheles claviger

Anopheles maculipennis

Culiseta annulata

Culiseta longiareolata

Culiseta subochrea

Culex hortensis

Culex pipiens

Culex theileri

Ochlerotatus caspius

 

Éstos fueron más frecuentes en Pontevedra y A Coruña. En la gran mayoría de los muestreos, el 78%, solo se capturó una especie, y en el 19%, dos.

especies de mosquitos en galicia

Tabla 1. Número de muestreos en los que se detectaron de 1-4 especies en cada provincia.

De todas las especies identificadas solo hay dos que se encuentran en las cuatro provincias: Anopheles maculipennis y Culex pipiens, y en tres de las provincias, Culiseta longiareolata. De ellas la más abundante es con diferencia Culex pipiens.

 

tabla mosquitos por especie en galicia y provincias

Tabla 2. Abundancia de las diferentes especies en cada provincia.

 

La asociación de especies (aparición de varias especies en el mismo punto de muestreo) es muy baja. Pontevedra y A Coruña resultan las provincias donde se detecta mayor diversidad de especies a lo largo de estos años. Pontevedra es la provincia en la que se encuentra una mayor diversidad, con 8 especies identificadas,seguida de A Coruña con 7 especies, Ourense con 4, y por último Lugo con solo 3.

En 2011 se establecieron cuatro estaciones permanentes de muestreo y se identificaron 2 nuevas especies con respecto al estudio anterior: Culex modestus y Ochlerotatus pullatus.

 

DISTINCIÓN DE GÉNEROS

LARVAS

larvas aedes anopheles culex larvas culiseta y ochlerotatus

ADULTOS

Género Aedes

género Aedes


Género Anopheles

género Anopheles

 Género Culex

género culex 

 

 

Género Culiseta

género culiseta

 

Género Ochlerotatus

  género Ochlerotatus

Autora: Artículo: Carlota Rey Casal

BIBLIOGRAFÍA:

 

VÍDEOS DEL CICLO DE VIDA DE UN MOSQUITO:

 

×