Calidad de Aire Interior

Calidad de Aire Interior en Sistemas de Ventilación/Climatización de Aire Acondicionado (SV/CAA)

El interés por la calidad ambiental en el interior de edificios es cada vez mayor, y la pandemia del coronavirus ha tenido un efecto sobre ello definitivo. El diseño de edificios cerrados y el mucho tiempo que pasan las personas en ambientes interiores se ha convertido en un objeto de preocupación.

Además de lo relacionado con el riesgo de transmisión del virus, quejas en relación a los olores con sensación de ambiente cargado, olor a humedad, irritación de garganta y nariz, picor de ojos, dolores de cabeza, lagrimeo, alergias, son quejas frecuentes entre las personas que frecuentan edificios con contaminación microbiana en aire interior.

Para resolver todo esto, cuando resulta posible contamos con la opción de la ventilación natural. Sin embargo, en muchas ocasiones no podemos solucionarlo por esta vía, y, en cualquier caso, las instalaciones de climatización o aire acondicionado están muy extendidas, por lo cual hay que prestarles la debida atención para que nuestra salud no se resienta.

Para conocer más en detalle lo que se sabe sobre la transmisión por vía aérea del virus de la Covid19 y sus  implicaciones para los sistemas de ventilación y climatización, dejamos aquí esta  información

higienización y climatización

Principales contaminantes en el aire interior

Estos van a depender de la actividad que se desarrolle en el interior del recinto, así como de la ubicación de los edificios, la calidad de ventilación…

Pueden ser de 3 tipos:

  • Químicos, como son el dióxido o monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles, productos de la combustión de los combustibles de los vehículos, zonas industriales, ubicación de jardines, etc.
  • Físicos, como es la presencia de fibras, polvo, temperatura, ruido.
  • Biológicos, es decir: bacterias, virus y hongos. Estos contaminantes pueden proceder de las propias personas, pero también de los sistemas de climatización, ventilación y aire acondicionado, en ocasiones con falta de mantenimiento, etc. La proliferación de los contaminantes biológicos depende de las condiciones ambientales, como la temperatura, la humedad relativa, la luz y la renovación de aire.

Algunos de estos contaminantes son patógenos y provocan enfermedades

Virus: Adenovirus (infecciones respiratorias), Parvovirus, Herpesvirus (herpes, varicela zoster, mononucleosis), Virus de la influenza (gripes), Coronavirus (constipado común, síndrome respiratorio agudo severo, Covid19). Bacterias: Neisseria meningitidis (meningitis), Staphylococcus aureus (neumonía), Estreptococos como Streptococcus pyogenes, Streptococcus agalactiae y Streptococcus pneumoniae, neumococo (enfermedades de garganta, el oído medio, los senos paranasales, los pulmones, la piel, las válvulas cardíacas y el torrente sanguíneo).

Desde ARUMIA le ofrecemos una  Auditoría de la Calidad del Ambiente Interior en las instalaciones y/o locales analizando los parámetros descritos en la normativa referente a Calidad de Ambientes Interiores y Calidad y Salud Ambiental [más]

 

Hay que destacar la obligatoriedad de una Auditoría anual de la Calidad del Aire Interior en los edificios con instalaciones térmicas de potencial útil nominal superior a 70Kw (sumatorio de la potencia de todos los equipos).

Por otro lado en este punto, cabe recordar también que la propia O.M.S. ha identificado el ambiente interior en edificios como uno de los principales riesgos para la salud, dada la gran cantidad de tiempo que las personas pasan diariamente dentro de éstos.

 PROTOCOLO DE EVALUACIÓN, VALIDACIÓN Y ESTÁNDARES

 La evaluación del sistema consiste en una inspección visual de sus elementos:

  1. Aire exterior en el que está ubicado el edificio [más]
  2. Una clasificación del edificio (usos y actividades) [más]
  3. Identificación de los elementos del SAA/V
  4. Los protocolos de la evaluación
  5. La frecuencia de la evaluación

 

Los elementos que deben ser evaluados son éstos:

  • Calidad del aire exterior –Mediciones
  • Unidades de tratamiento del aire (UTA´s) y climatizadores. Se deben evaluar todos sus componentes (filtros, plenuns, baterías, bandejas de condensados, aislamiento acústico, recuperadores de calor, aparatos de humidificación o enfriamiento diabático (intercambio de calor)
  • Red de conductos de impulsión
  • Red de conductos de retorno

 

Debemos referir que no se considerará conforme aquella inspección que no incluya al menos los siguientes parámetros:
  1. Temperatura y Humedad Relativa del aire: confort térmico.
  2. Dióxido de Carbono (CO2).
  3. Monóxido de Carbono (CO).
  4. Partículas en Suspensión por Gravimetría (PM 2.5).
  5. Conteo de Partículas en Suspensión (0.5 y 5 micras).
  6. Microorganismos en Suspensión (hongos y bacterias).

 

LA ESTRATEGIA DE MUESTREO PARA UN INFORME

La estrategia de muestreo, la determinación del número de puntos de muestreo depende de la superficie total construida, del número de sistemas UTA (Unidad de tratamiento del aire).[más]Medidor de CO y CO2 testo 315 3 Combutec Madrid

1. Temperatura /Humedad

2. Dióxido de Carbono (CO2)

El CO2 es un buen indicador a nivel cualitativo de la calidad de aire en un interior. En función de la tasa de renovación de aire encontraremos «aires» con mayor o menor concentración de CO2. Se puede medir en tasa porcentual o en p.p.m. (partes por millón) y su nivel dependerá, en espacios interiores, de la cantidad de personas y de la renovación de aire.

Se considera que a partir de 800 a 1.200 p.p.m. puede provocar molestias como dolores de cabeza, cansancio u otros problemas respiratorios. De hecho en las guías para contextos laborales del Instituto Nacional para la Higiene y Seguridad en el Trabajo se considera que por encima de 1.000 p.p.m. de CO2 la renovación de aire es insuficiente.

 3. Monóxido de carbono

El monóxido de carbono reacciona de manera diferente al dióxido de carbono con los seres humanos. El CO2 desplaza el aire -de ahí su principal peligro-, mientras que el monóxido de carbono entra al organismo a través de la respiración y pasa al flujo sanguíneo, en el que capta oxígeno que transporta la sangre, ya que trata de convertirse en CO2. La consecuencia inmediata es que ralentiza el movimiento, comienza la somnolencia y el letargo; si el fenómeno persiste se produce la denominada «muerte dulce».

4. Partículas en Suspensión por Gravimetría (PM 2.5)

5. Conteo de Partículas en Suspensión (0.5 y 5 micras) 

6. Formaldehido, o Compuesto Orgánico Volátil (COV)
Es un producto cancerígeno y que se puede encontrar en diversos productos, desde muebles, barnices, lacas, tejidos, espumas aislantes, desinfectantes, productos de limpieza, etc
Para un interior el valor óptimo debería ser 0,0 p.p.m. Cualquier valor por encima declara que existe una fuente de emisión

7. Inspección microbiológica y estándares

La inspección microbiológica debe evaluar todos los componentes de las UTA´s, las superficies de los conductos y cualquier otra superficie representativa del sistema sobre la que pueda existir crecimiento  microbiológico, así como el aire de impulsión y retorno.

Decididos los puntos de muestreo para que sean representativos se procederá en el muestreo microbiológico a tomar:

 

En cada punto de muestreo ambiental se tomarán dos muestras [más] :

  • Una muestra ambiental por aspirometría una para hongos y levaduras
  • Una muestra ambiental por aspirometria para aerobios
  • También se tomarán 2 muestras de superficie de aerobios

 

Muestrear la contaminación total de flora microbiana aerobia mesófila existente por metro cúbico de aire impulsado por los sistemas de ventilación/climatización de aire así como del  aire de ambiente interior.

  

EQUIPO DE MUESTREO

El equipo es un completo sistema para el muestreo microbiológico del aire, método aspirométrico que se puede observar en las siguientes imágenes.

Higienización de los sistema de ventilación/climatización

La inspección técnica para elaborar un proyecto de valoración inicial

Procedemos a la limpieza de sólidos y  a la desinfección para romper la cadena de transmisión en la que se puede convertir las instalaciones de climatización/ventilación de microorganismos patógenos, destacando el asperguilus. 

Verificamos el tratamiento realizado por medio de toma de muestras que podremos comparar con las recogidas previas a la higienización de los conductos, certificando el tratamiento ante el dueño de la instalación.

Para este procedimiento se seguirá lo dispuesto en la Norma UNE EN 100 012, recogida en el actual RITE.

×